Quemar árboles para generar energía no es solución para el cambio climático
Octubre 14, 2016

Tanto la biomasa como los combustibles fósiles liberan dióxido de carbono al quemarse, y las temperaturas globales están aumentando debido a ello. 

Esta nota informativa explica por qué el uso de la madera para producir electricidad y calor renovable puede aumentar las emisiones de CO2. Explica lo que está mal con la suposición de que todo el uso de la biomasa para la energía es "neutro en carbono" y por qué la creciente escala a la que se utiliza la biomasa puede reducir la capacidad de los bosques para ser un sumidero para el carbono. 

El problema se acentúa porque los métodos existentes, como la Gestión Forestal Sostenible y la política LULUCF, no funcionan para asegurar que el uso de la bioenergía realmente reduzca las emisiones. El informe concluye con recomendaciones sobre cómo la UE puede lograr una política exitosa de sostenibilidad para la bioenergía.

Relevant Campaigns:
Relevant Work Areas: